¿Pará que sirve la Auditoría Superior?

31 / Jul / 2012

Un asunto central en la gestión de gobierno radica en el ánimo de certidumbre de los ciudadanos sobre las acciones de las instituciones públicas. Nos referimos a la certeza de la población hacia lo que hacen el aparato administrativo y sus autoridades.

Es cierto que son muchos los factores que se conjugan, pero aquí me interesa destacar sólo dos que son de la mayor trascendencia. Uno es el juicio de valor de las personas, compuesto por el grado de información que manejan y por la realidad que perciben. El otro deviene de los informes que presentan los órganos del propio Estado encargados de evaluar la gestión pública.

El diseño constitucional mexicano establece el sistema de pesos y contrapesos con que se articula su interacción institucional. Es así que, desde su creación en el año 2000, la atribución revisora del uso de los recursos públicos federales y del cumplimiento de los programas de gobierno la desenvuelve la Auditoría Superior de la Federación, como órgano técnico de la Cámara de Diputados.

Para entender el verdadero potencial de este modelo, vale la pena preguntarnos ¿Quién confía en el gobierno? Desafortunadamente, la respuesta a este cuestionamiento es nadie o casi nadie. Esta realidad no es una consecuencia de la actitud de los servidores públicos sino, más bien, es un problema estructural. La única manera de cambiar el sentido de esta percepción es con acciones institucionales de largo plazo. En este contexto, la labor de ASF es un elemento fundamental que puede contribuir a generar confianza en el ciudadano común respecto a la actividad gubernamental.

En particular, la fiscalización superior produce información sobre el ejercicio del presupuesto federal, así como sobre la recaudación y custodia del dinero público. La totalidad del contenido de las auditorías practicadas integra el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública, documento que ofrece el diagnóstico más cabal del ejercicio gubernamental del país.

Puesto que los datos que aporta derivan de evidencias documentales contundentes, su trascendencia tiene amplias y útiles manifestaciones. A los legisladores les debe servir como  insumo central para las asignaciones presupuestarias que soportan las políticas públicas, sus programas y proyectos.

La sociedad en su conjunto se entera del nivel de desempeño de los entes gubernamentales y las deficiencias  de los procesos administrativos, sobre los cuales la ASF indica las acciones de mejora. Asimismo, conoce los datos de las observaciones efectuadas, en paralelo con el curso de las acciones correctivas, sin faltar la recuperación de los recursos económicos que corresponda.

Debido a la utilidad de sus servicios,  en los pasados años la ASF ha sido objeto de un progresivo fortalecimiento de su estructura y funciones. También, ha merecido el juicio aprobatorio de legisladores, actores políticos y académicos  para que se prosiga en la ampliación de sus facultades. Inclusive, ello fue un denominador común en la expresión de los contendientes presidenciales durante la campaña electoral.

El trabajo realizado por la ASF ha merecido una aceptación positiva,  la cual valoramos con satisfacción y la mayor responsabilidad, porque el servicio que presta a la sociedad abona en la certidumbre colectiva sobre lo que hacen los órganos de gobierno y el cumplimiento que logran.

Entre las principales aportaciones de la fiscalización superior al curso del país, se encuentran las siguientes: desincentiva la discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos; propicia el empleo de las mejores prácticas; aporta información pública calificada que todos los integrantes del Estado pueden disponer para sustentar sus decisiones y acciones, y promueve la transparencia y la rendición de cuentas.

Las acciones de la ASF, incluida la información que emite, pueden ser consideradas una externalidad positiva para reducir un número importante de prácticas de corrupción. En este campo es estratégica la actitud proactiva que despliega para señalar áreas de opacidad y riesgo. La ASF está diseñando una estrategia, que se hará pública en los meses por venir, respecto del combate a la corrupción que se vincula con el uso de los recursos públicos federales, la cual -debemos reconocer- sólo es una parte del problema que se presenta a nivel nacional.

Es preciso acotar que, por el diseño del marco legal, la información que presenta la ASF aún no es un insumo oportuno para los diputados en la asignación presupuestaria. Con este objetivo, entre otros, y resultante de la colaboración con el cuerpo legislativo, han sido aprobadas por el pleno de la Cámara de Diputados algunas modificaciones constitucionales —actualmente en curso en la Cámara de Senadores— para la ampliación y fortalecimiento de las facultades del órgano técnico fiscalizador.

Entre las principales modificaciones, están: reconocer a nivel constitucional el Sistema Nacional de Fiscalización, proyecto impulsado por la ASF; iniciar la fiscalización el primer día hábil del año siguiente al cierre del ejercicio fiscal; tener intervención, bajo ciertas condiciones especiales, durante el ejercicio en curso; presentar informes individuales conforme vayan concluyendo las auditorías, y presentar un Informe General Ejecutivo del Resultado el 31 de octubre.

Cuando se me pregunta “cuál es el mejor modelo de fiscalización en el mundo”, invariablemente contestó que no hay recetas únicas ni mágicas; complemento diciendo que el mejor modelo es aquel que permita generar condiciones para que el órgano de fiscalización: (1) desarrolle sus funciones con independencia y autonomía, alejado de presiones e influencias externas; (2) emita informes de auditoría con impacto en la actividad legislativa, y (3) alcance un lugar destacado ante la opinión pública. En México hemos experimentado un avance irrefutable en estas materias, sin embargo aún falta concretar un mayor fortalecimiento de la ASF con las reformas aquí señaladas.

De esta manera, la ASF podrá consolidar su actuación y sus informes tendrán una utilidad mayor. Su aportación en el escrutinio de la debida aplicación de los recursos públicos deberá, en forma correlativa, ensanchar su contribución al avance democrático del país, además de contribuir a la confianza de la ciudadana en la gestión gubernamental.

Auditor Superior de la Federación


Etiquetas:                


5ª Reunión del Grupo de Trabajo de la INTOSAI sobre el Valor y Beneficio de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS)

22 / Jun / 2012

5ª Reunión del Grupo de Trabajo de la INTOSAI sobre el Valor y Beneficio de las Entidades Fiscalizadoras Superiores (EFS)

 El Grupo de Trabajo de la INTOSAI sobre el Valor y Beneficio de las EFS celebró su quinta reunión del 11 al 13 de junio de 2012, en la Ciudad de México.

Este Grupo de Trabajo fue establecido durante el XIX Congreso de la INTOSAI de 2007 para desarrollar un marco de trabajo y herramientas para definir y promover el valor y beneficio de las EFS.

La 5ª reunión contó con la participación de las EFS de Sudáfrica (Presidencia), Alemania, Austria, Bahrein, China, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, Francia, Jamaica, Namibia, Perú y Suecia, y la Iniciativa para el Desarrollo de la INTOSAI (IDI). Asimismo, participaron como observadores las EFS de Chile e India, el International Budget Partnership (IBP) y el Banco Interamericano de Desarrollo. La delegación de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) estuvo encabezada por el CPC. Juan M. Portal, Auditor Superior de la Federación y el CP. Juan Javier Pérez Saavedra, Auditor Especial de Cumplimiento Financiero.

Durante la reunión, se presentaron y discutieron en esencia cuatro proyectos a cargo del Grupo de Trabajo, que serán presentados en el XXI Congreso de la INTOSAI en China, en octubre de 2013, y que giran en torno a la contribución de las EFS para hacer una diferencia en la vida de los ciudadanos. El primero de ellos se refiere a la versión actualizada del Marco para Comunicar y Promover el Valor y Beneficio de las EFS que, dada su importancia, será presentado como una Norma Internacional (ISSAI), bajo una clasificación por definir. Este Marco desarrolla principios y estrategias en torno a tres objetivos: 1) fortalecer la rendición de cuentas, la integridad y la transparencia del gobierno y de las entidades públicas, (2) demostrar permanentemente la relevancia de las EFS a las partes interesadas, y (3) constituir a las EFS como organizaciones modelo que guían con el ejemplo.

El segundo proyecto debatido fue el desarrollo de un Marco único y global para la Medición del Desempeño de las EFS (PMF, por sus siglas en inglés), el cual surge ante la necesidad de tener un referente confiable para monitorear y evaluar el desempeño de las EFS, y ante la inexistencia de una herramienta lo suficientemente robusta para facilitar su aplicación en toda la comunidad INTOSAI. Cabe señalar que la ASF colabora directamente en esta iniciativa.

En tercera instancia, se presentó el borrador de Directriz para Comunicar y Promover el Valor y Beneficio de las EFS. Este documento aporta principios clave sobre el uso de instrumentos y herramientas para la comunicación externa de las EFS, así como enfoques para impulsar la interacción constructiva con los ciudadanos.

Finalmente, se presentaron avances sobre el desarrollo de una Directriz sobre Prácticas Eficaces de Cooperación entre las EFS y los Poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo, con enfoque en la habilidad de las EFS para promover la rendición de cuentas que conlleve a la imposición de sanciones administrativas y/o correctivas.

Como parte de la agenda de trabajo, la ASF presentó los avances que ha registrado como Presidencia de la Task Force sobre la Base de Datos con Información de las EFS y responsable del Glosario de la INTOSAI, y la contribución de ambos proyectos a la promoción del Valor y Beneficio de las EFS.

La sexta reunión del Grupo de Trabajo se llevará a cabo en Perú, en 2013.

 


Etiquetas:      


David Colmenares Páramo fue nombrado Auditor Especial de Gasto Federalizado de la ASF

13 / Jun / 2012

El Titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal, designó a David Colmenares Páramo como Auditor Especial del Gasto Federalizado de la institución. A partir del 16 de junio del presente, David Colmenares encabezará la unidad encargada de fiscalizar los recursos federales a estados y municipios. http://www.asf.gob.mx/uploads/72_Boletines_de_prensa/Boletin_David_Colmenares.pdf

 

 


Etiquetas: